Catálogo de Productos

BUPARVAQUONE MICROSULES

Solución inyectable

 

Composición:

Cada 100 ml contiene:

Buparvacuona 5,0 g

Excipientes c.s.p. 100 ml

 

Indicaciones:

Su principio activo es una hidroxinaftoquinona de segunda generación con acción sobre hemoprotozoarios. Para profilaxis y tratamiento de todas las formas de teileriosis en bovinos (Fiebre de la Costa del Este “East Coast Fever”, Enfermedad Corridor “Corridor disease”, Teileriosis tropical “Tropical Theileriosis “, etc).

Agentes etiológicos: Theileria annulata, T. parva y T. sergenti.

 

Periodo de carencia:

Carne: 42 días.

Leche: 48 horas

 

Vía de administración:

Inyectable por vía intramuscular únicamente, con las medidas de asepsia correspondiente a la administración de inyectables. No administrar más de 10 ml por punto de inyección.

 

Dosis y recomendaciones:

1 ml del producto cada 20 kg de peso, equivalente a   2,5 mg/kg de peso.

En casos severos puede repetirse la dosis 48-72 horas desde la primera administración.

Tratar los animales clínicamente enfermos y aquellos que pudieran estar infectados por contactos con los mismos signos clínicos.

Ocasionalmente pueden presentarse de forma transitoria, signos de inflamación localizada, edema y/o dolor en el sitio de inyección, especialmente en animales de piel fina.

Se recomienda que, ante un brote de teileriosis, los baños de inmersión o aspersión de los animales con acaricidas son parte de una control integral de la enfermedad. Se deberá tener cuidado de que el principio activo sea el adecuado, que la concentración del mismo sea la correcta y que todos los animales sean sometidos a este control. Los animales enfermos deberán ser manejados de forma tal de provocarles mínimo stress. También se deberá someter a aspersión los animales muertos para que las garrapatas no los dejen y sigan propagando la enfermedad. También se deberá prestar atención a la aparición de otras enfermedades transmitidas por garrapatas cuyos signos pudieran estar enmascarados por los de la teileriosis o infestaciones latentes que se hagan patentes en animales cuya respuesta inmunitaria esté comprometida.

En casos de anaplasmosis y babesiosis tratar con Imizol. Aplicar antimicrobianos para las infecciones secundarias y poner especial cuidado de no someter a los animales enfermos a situaciones de stress. La anemia y la depresión del sistema inmunitario son comunes en la teileriosis, aplicar tratamiento de soporte y evitar vacunar a los animales hasta su total recuperación.

Categoría: Etiqueta:
Descripción

Solución inyectable

 

Composición:

Cada 100 ml contiene:

Buparvacuona 5,0 g

Excipientes c.s.p. 100 ml

 

Indicaciones:

Su principio activo es una hidroxinaftoquinona de segunda generación con acción sobre hemoprotozoarios. Para profilaxis y tratamiento de todas las formas de teileriosis en bovinos (Fiebre de la Costa del Este “East Coast Fever”, Enfermedad Corridor “Corridor disease”, Teileriosis tropical “Tropical Theileriosis “, etc).

Agentes etiológicos: Theileria annulata, T. parva y T. sergenti.

 

Periodo de carencia:

Carne: 42 días.

Leche: 48 horas

 

Vía de administración:

Inyectable por vía intramuscular únicamente, con las medidas de asepsia correspondiente a la administración de inyectables. No administrar más de 10 ml por punto de inyección.

 

Dosis y recomendaciones:

1 ml del producto cada 20 kg de peso, equivalente a   2,5 mg/kg de peso.

En casos severos puede repetirse la dosis 48-72 horas desde la primera administración.

Tratar los animales clínicamente enfermos y aquellos que pudieran estar infectados por contactos con los mismos signos clínicos.

Ocasionalmente pueden presentarse de forma transitoria, signos de inflamación localizada, edema y/o dolor en el sitio de inyección, especialmente en animales de piel fina.

Se recomienda que, ante un brote de teileriosis, los baños de inmersión o aspersión de los animales con acaricidas son parte de una control integral de la enfermedad. Se deberá tener cuidado de que el principio activo sea el adecuado, que la concentración del mismo sea la correcta y que todos los animales sean sometidos a este control. Los animales enfermos deberán ser manejados de forma tal de provocarles mínimo stress. También se deberá someter a aspersión los animales muertos para que las garrapatas no los dejen y sigan propagando la enfermedad. También se deberá prestar atención a la aparición de otras enfermedades transmitidas por garrapatas cuyos signos pudieran estar enmascarados por los de la teileriosis o infestaciones latentes que se hagan patentes en animales cuya respuesta inmunitaria esté comprometida.

En casos de anaplasmosis y babesiosis tratar con Imizol. Aplicar antimicrobianos para las infecciones secundarias y poner especial cuidado de no someter a los animales enfermos a situaciones de stress. La anemia y la depresión del sistema inmunitario son comunes en la teileriosis, aplicar tratamiento de soporte y evitar vacunar a los animales hasta su total recuperación.